L-“El último puritano”, Santallana

Textos centrados en relaciones entre poesía y filosofía de Santayana:

L-“Tres poetas filósofos”, Santayana (Lucrecio, Dante y Goethe)
L-“Interpretaciones de poesía y religión”, Santayana

“Platonismo y vida espiritual”, 1918: elemento que distorsiona la imagen que plantea Santayana en “Interpretaciones de poesía y religión”.

La mística y la poesía no tienen relación alguna por un lado en la obra de Santayana, pero en “Platonismo y vida espiritual” propone una relación entre la poesía y la mística algo distinta, no tan tajante.

El problema que plantea Santayana es que la poesía se ha prorrogado demasiado; hay una suerte de aprensión hacia. Ej: Edgar Allan Poe, “El cuervo”. Santallana dice que en ciertas dimensiones del poema, se pierde la tensión. Lo miso ocurre, dice, en la filosofía: si se prolonga demasiado pierde la agresividad necesaria.

El camino filosófico a veces conduce a un lugar donde lo poético también llega.

Santayana: la imaginación deviene mística a través de la poesía. Entiende la religión coo algo necesario pero que no comporta ningún tipo de ontología: el ser humano tiene necesidad de crear unos ideales que le proporciona la religión, sin que esto comporte que detrás de cada objeto haya religión. La ansiedad del ser humano por producir religiones nace de la insuficiencia del intelecto.

Santayana dice que lo mejor de la poesía y de la religión es que nos inicia mediante la ficción de algo cuyo significado es resultado de la experiencia que hemos tenido. (Ej.:T.S.Eliot) >> la labor de la poesía es devolvernos el significado de nuestra experiencia.

La religión ha degenerado en mística, y por tanto la poesía también podría degenerar en mística; de hecho, por último la filosofía también puede degenerar en mística.

Hay que dar categoría ontológica a los ideales para alcanzar un tipo de conocimiento superior.

De los místicos aprendemos algo contradictorio: Santayana dice que el egoísmo intelectual es la perversión o prepotencia del yo; en la mística ocurre lo contrario: hay más bien una renuncia del yo que una prepotencia del yo (casi nihilismo).

El rasgo del espíritu es dicen los místicos, el “desasimiento” del yo.

Ej: en L-Frege: “Sentido y diferencia”: Venus(un solo referente) tiene dos sentidos: estrella matutina y estrella vespertina.

En poesía, dice Santayana, “todo lo difícil se hace sacramento”. La poesía tiene que ver con los sacramentos, y estos a su vez con las alegorías. Las alegorías hacen visible lo abstracto. El sacramento trata los hechos como apariencias, y su significado ideal como realidad. Ej de sacramento: la transustanciación: los hechos se muestran apariencias.

El valor sacramental de la poesía no radicaría tanto en hacer patente lo que no es visible, sino en hacer de los hechos apariencias. Cuando se lee poesía, se debe abordar como una interfaz que es la puerta a otra cosa. La alegoría es claramente el interfaz si se explica en términos tecnológicos.

Poema analizado: L-”Antecomienzo” de José Angel Valente

Las alegorías son intentos de evitar la libertad de interpretación, o “el azar interpretador”.

Todos los sacramentos son preformativos, y su finalidad es claramente modificar las cosas y su estado en el mundo.

En su mejor expresión, la poesía es religión; también, en su mejor expresión, la religión es poesía.

L-Nelson Goodman, en “Lenguajes del arte” usa el término símbolo de una manera muy neutra.

Santallana está en el territorio de los creyentes, y a l tiempo en el de los no creyentes: cree en la necesidad de encontrar la pureza en nuestro propio estado.