Mijail Bajtín (1895-1975)

1ª etapa (1919.1929) > “Círculo de Bajtín”

C-“Smoke”, sobre el relato de Paul Auster, con Harvey Keitel.

Bajtin nunca tuvo la idea de sus obras siquiera se publicarían. Gran parte de los textos que se manejan eran sólo cuadernos de notas.

L- “Problemas de la poética de Dostoievski”, 1929

Su obra es un caso particular de fragmentación y desorden en la recepción de una obra> importancia de la interpretación de la misma. Bajtín es una pieza clave en la tªde la literatura del S. XX. Tiene varias caras: formalismo, semiótica (pseudo-estructuralista), tendencias inmanentes de los estudios de la lit., socio-histórico filo-marxista…

Su obra se recuperó en 1963 en ruso, pero en español no salió hasta 1989.

L-“Literatur ay cultura de la responsabilidad”

Bajtín construye “Teoría y estética de la novela”, una poética histórica, para comprender a Dostoievski. > obra muy heterodoxa.>>> texto “La palabra en la novela”, 1934.

L-”The dialogic imagination”

Imp.:su concepto de “acto ético”.

Los editores leen a Bajtín en la linea del “nuevo humanismo cristiano –ortodoxo- ruso”. Pero se puede hacer una lecura completamente opuesta a esta propuesta.

L-“”. Bajtin trata de relacionar la obra de Dostoievski con la de François Rabelais en torno a la práctica cultural del carnaval, y de la tradición de la literatura carnavalesca (utópico-alternativa-heterdodoxa) -que el canon ha tratado de domesticar hcamente-.

L-“Estética de la creación verbal”. > texto que cambia la visión de Bajtín, que pasa a verse como alguien influido por la fenomenología, el neokantianismo y el existencialismo (antes había sido leído como postestructuralista, posmoderno).

A Bajtín le faltaba una pierna: grotesco y cyborgdesco. >> relación de extrañamiento con el propio cuerpo.

L-“Hacia una filosofía del acto ético”.> fª participativa ante el conflicto vida-pensamiento. >> la poesía del corazón de Goethe se ha roto, es imposible.

    • ¿cómo una filosofía puede ser base para la vida, partiendo de la literatura como la boratorio? >> podría afirmarse que partiendo de las relaciones entre personajes y entre narrador y personajes (arquitectura de la novela), se puede extraer una línea ideológica.

no somos uno, pero somos únicos. La alteridad es la clave del pensamieno de Bajtín (Levinas). > yo se lo que soy por el contraste con el otro, tanto desde el punto de vista fenomenológico, como desde el estético. >> presencia del otro en lo propio. >> consciencia del propio yo (espistemología), del lenguaje (lingüística), y de la experiencia estética (poética). >>> pero no somos uno, sino una pluralidad de voces que se entrecruzan.

Pensamiento liminal: en las fronteras entre-disciplinas. >> saber de la frontera.

Bajtin personaliza al texto: lo trata como a una persona. [texto como actante]. Al no cosificar al texto, se aleja del formalismo. [pemsar en el contexto también como actante – Latour y Callon podrían quizás complementar a Haraway en el conocimiento situado como contexto hermenéutico]

L-Voloshinov, “El marxismo y la filosofía del lenguaje” > fruto del diálogo colectivo con Bajtín >> concepto colectivo de la autoría > pensamiento colectivo generado a partir de cierta comunidad de ideas básicas. >>> podría entenderse este texto dentro de la Fª de la sospecha.

Género discursivo: a partir del problema de la mediación entre lo semiótico y lo ideológico, Bajtín estudia cómo funcionan los géneros discursivos como formas de expresión (sonetos, novelas de aventuras, cuentos, saetas…etc) >> constituyen un tronco sociosemiótico e ideológico al cual acudir cuando intervenimos en el repertorio cultural, ya sea como lectores, ya como productores.

Voloshinov habla de la “comprensión del signo” > hermenéutica. >> prevee el concepto de “interpretante” de Pierce con la frase “la compransión respond al signo con otros signos”. > Bajtín lo llama “el tercero”: el signo con el que explicamos el significado del signo original.

s->s->s->s->… en Derrida, la cadena significante es infinita. La comunicación no tiene fin: cada palabra se enlaza con otra palabra que trata de explicarla, porque todo está sujeto a la interpretación/explicación. >> “hermenéutica negativa”: siempre respondemos al lenguaje del pasado lanzando preguntas hacia el futuro.

Lo dialógico es la esencia de la filosofía de Bajtín. (comprensión vs. explicación -> Hermenéutica de Gadamer, Habermas…). Bajtín toma el diálogo como una metáfora: en una novela no hay diálogo, porque no hay igualdad: hay la representación de un diálogo codificada a base de siglo de literatura. >> idea del dialogismo: rentabilizar el potencial político del diálogo para defenderlo como metáfora que nos sirve para explicar cómo están estructurados los textos (especialente los de Dostoievski).

Todo lenguje es dialógico: está atravesado por citas y referencias de/a otros. >> permite un pluriperspectivismo que muestra la fragmentación del individuo del paso del XIX al XX.

Importancia de la actitud responsable del receptor de un texto: diálogo permanente.

Otro concepto clave en Bajtín: el enunciado. Unidad mínima de la comunicación verbal/discursiva. Siempre tiene un sujeto enunciador (responsable del filtro cognitivo de dicho enunciado), y dentro puede contener el eco de otro. > Dualidad de la voz: sujeto del enunciado + sujeto de la enunciación. > bivocalidad. [¡menos diálogo y más dialogismo en la era digital!]

Lo que nos interesa de los enunciados no son los significados, sino los sentidos. > necesidad de estudiar texto y contexto de forma conjunta.

Imp. De la especificidad histórica de todo conocimiento. > la diferencia entre lenguaje cotidiano y artístico no es esencial, sino de intensidad.

ALGUNAS CITAS DEL CÍRCULO DE BAJTÍN


||
external image clip_clip_image001.gifexternal image clip_clip_image002.gif

||


||
external image clip_clip_image003.gifexternal image clip_clip_image004.gif

||
external image clip_clip_image005.gifexternal image clip_clip_image006.gifexternal image clip_clip_image007.gifexternal image clip_clip_image008.gifexternal image clip_clip_image009.gifexternal image clip_clip_image010.gif



“Hemos de considerar nuestro análisis como filosófico gracias a consideraciones de carácter negativo: no se trata aquí de un análisis lingüístico, o filosófico, o histórico-literario, o de algún otro tipo especializado. Las consideraciones positivas son las siguientes: nuestra investigación se desenvuelve en zonas fronterizas, es decir, sobre los límites entre todas las disciplinas mencionadas, en sus empalmes y cruces”.

(M. BAJTÍN “El problema del texto en la lingüística, la filología y otras ciencias humanas. Ensayo de análisis filosófico” 1959-61; 1979f: 259).


“El acontecimiento en la vida de un texto, es decir, su esencia verdadera, siempre se desarrolla sobre la frontera entre dos conciencias, dos sujetos.
El estenograma del pensamiento humanístico es una transcripción del diálogo específico que comprende una compleja interrelación entre el texto, como objeto de estudio y reflexión, y el contexto como su marco creado (pregunta, objeción, etc.) en que se realiza el pensamiento cognoscitivo y evaluador del sabio. El encuentro de los dos textos, del que ya está dado y del que se está creando como una reacción al primero, es, por consiguiente, un encuentro de dos sujetos, dos autores.
El texto no es una cosa, por lo tanto la otra conciencia, la del que lo recibe, no puede ser eliminada ni neutralizada” .
(M. BAJTÍN “El problema del texto en la lingüística, la filología y otras ciencias humanas. Ensayo de análisis filosófico” 1959-61; 1979f: 298-299).


“El área de la ideología coincide con la de los signos” […] “donde hay un signo, hay ideología” y por tanto, “todo lo ideológico posee una significación sígnica” (p. 33).

“Una de las tareas del estudio de las ideologías debe consistir en examinar la vida social del signo verbal […]. Como sabemos, todo signo se estructura entre los hombres socialmente organizados en el proceso de su interacción. Por eso las formas del signo están determinadas ante todo tanto por la organización social de los hombres como por las condiciones más inmediatas de su interacción” (p. 46)

“La comprensión del signo es el proceso de relacionar un signo dado que tiene que ser comprendido con otros signos ya conocidos; en otras palabras, la comprensión responde al signo con otros signos. Esta cadena de la creatividad ideológica y de la comprensión, que conduce de un signo al otro y después a un nuevo signo, es unificada y continua; de un eslabón sígnico, y por tanto, material, pasamos ininterrumpidamente a otro eslabón asimismo sígnico. No existe ruptura, la cadena jamás se sumerge en una existencia interior no material, que no se plasme en un signo” (p. 34).

VOLOSHINOV, Valentin (1929) El marxismo y la filosofía del lenguaje.


“El ver y el comprender al autor de una obra literaria significa ver y comprender la otra conciencia, la conciencia ajena con todo su mundo, es decir comprender al otro sujeto (Du) . Dentro de una explicación actúa una sola conciencia y un solo sujeto; dentro de una comprensión actúan dos conciencias y dos sujetos. No puede haber una actitud dialógica hacia un objeto, por lo tanto la explicación carece de momentos dialógicos (aparte del momento retórico-formal). La comprensión es siempre dialógica, en cierta medida”.

“En principio toda comprensión implica una respuesta”

(M. BAJTÍN “El problema del texto en la lingüística, la filología y otras ciencias humanas. Ensayo de análisis filosófico” 1959-61; 1979f: 302-303).


“Comprensión. Desmembración del proceso de la comprensión en actos aislados. En el proceso real y concreto de la comprensión, estos actos están indisolublemente unidos, pero cada uno tiene una independencia ideal de sentido (de contenido) y puede aislarse del acto empírico concreto. 1) Percepción psicofisiológica del signo físico (palabra, color, forma espacial). 2) Su reconocimiento (como algo conocido o desconocido). Comprensión de su significado repetible (general) en la lengua. 3) Comprensión de su significado en un contexto dado (próximo o más alejado). 4) Comprensión dialógica activa (discusión-consentimiento). Incluso en el contexto dialógico. Momento valorativo en la comprensión y el grado de su profundidad y universalidad”.

“No existe ni la primera ni la última palabra, y no existen fronteras parea un contexto dialógico (asciende aun pasado infinito y tiende a un futuro igualmente infinito). Incluso los sentidos pasados, es decir generados en el diálogo de los siglos anteriores, nunca pueden ser estables (concluidos de una vez y para siempre, terminados); siempre van a cambiar, renovándose en el proceso del desarrollo posterior del diálogo. En cualquier momento del desarrollo del diálogo existen las masas enormes e ilimitadas de sentidos olvidados, pero en los momentos determinados del desarrollo ulterior del diálogo, en el proceso, se recordarán y revivirán en un contexto renovado y en un aspecto nuevo. No existe nada muerto de una manera absoluta: cada sentido tendrá su fiesta de resurrección. Problema del gran tiempo

BAJTíN, Mijaíl (1974, 1979) “Hacia una metodología de las ciencias humanas” (381 y 392-393)
||

Cita del